Seleccionar página

Gestión de Crisis

Esta situación económica a principios de 2012 es la que nos espera para los próximos años, podemos hacer dos cosas, esperar a que vuelvan los viejos y buenos tiempos o bien aprender de la crisis y construir un futuro alternativo, esta en nuestras manos.

La crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países, porque la crisis trae progresos. Albert Einstein.

Para gestionar la empresa en tiempos de crisis necesitamos tres cosas; que la actitud del Lider sea claramente proactiva, que exista un plan estratégico o plan de acción claramente definido y finalmente que sepamos ponerlo en practica.

En tiempos de cambio los lideres deben sacar lo mejor de ellos mismos y a veces esto cuesta, pedir ayuda no es una mala opción, hoy en día multitud de lideres utilizan los servicios de un Coach, (es como un entrenador / asesor personal)

Trazar un plan es fundamental, desde el análisis certero de la realidad actual y la proyección de lo que puede ocurrir en el futuro, la toma de decisiones acerca de modelo de negocio, ventaja competitiva, clientes objetivo, canales de comunicación, calendario de ejecución, focalización en lo realmente importante del negocio, control de la caja y la morosidad y por supuesto con austeridad, esfuerzo y compromiso por parte de todo el equipo.

Para ejecutar un plan anti crisis no podemos dudar, el tiempo de la reflexión es previo, el de la ejecución debe transmitir sensación de urgencia, atacar las acciones previstas como si fuesen la última esperanza de la empresa, no debemos gestionar la crisis como la normalidad, como dijo de nuevo Albert Einstein ‘si haces las mismas cosas no esperes resultados diferentes’

Al comenzar a gestionar la crisis es importante que marquemos los tiempos, una primera reflexión y oleada de cambios rápidos en no mas de dos o tres meses es fundamental. En esta primera oleada deberían convivir cambios en la estrategia sobre todo para focalizar el logro de objetivos concretos y cambios en la operativa y las finanzas, buscando la máxima eficiencia en la gestión.

A continuación, con la actividad principal en fase de ser reconducida hacia la rentabilidad iniciamos una segunda oleada en la que trataremos de mirar desde otro punto de vista nuestra empresa con una visión mas innovadora del modelo de negocio, el producto o servicio y el ‘dolor’ de quien lo consume.

Nos gusta este concepto de que le ‘duele’ a tu cliente, cual es su problema, que trabajo tiene que hacer si tu producto o servicio no existe. Te propongo que profundicemos conjuntamente en el.

No preguntes lo que tu país puede hacer por ti, sino lo que tú puedes hacer por tu país. John Fitzgerald Kenedy

 

Algunos trabajos relacionados: