Seleccionar página
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 Email -- 0 Flares ×

Cuando comencé a ejercer como Consultor artesano, a finales de 2003, una de las primeras cosas que hice fue pensar un nombre, estoy satisfecho de la elección.

El nombre debía tener relación con la actividad que iba a desarrollar, que fundamentalmente iba a ser asesorar a empresas que necesitasen ayuda externa en el propio proceso de dirección, esto es ayudarlas a planificar, organizar y controlar el negocio.

Al final el nombre tiene mucho sentido, ya que la mayoría de las intervenciones comienzan con un contraste del proyecto o del negocio, evidentemente desde otropuntodevista al actual.

En realidad el valor añadido que se proporciona a la empresa es la gestión del cambio, normalmente se me presenta la empresa en su globalidad con la intención de contrastar el proyecto empresarial, analizar la viabilidad a través de un diagnóstico previo, para reducir o eliminar aquello que no aporta valor, mejorar el corazón del negocio y finalmente inventar nuevas formas de hacer negocio.

Suelo comentar que nunca un consultor externo podrá conocer los detalles del negocio como el fundador o el gestor actual, sin embargo puede proponer cambios que faciliten el crecimiento o en épocas como como la actual la simple supervivencia.

Acabo con dos citas relativas al cambio:

“Si gestionas tu negocio hoy como ayer, es muy probable que mañana no haya un negocio para gestionar” Peter Drucker.

Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo” Albert Einstein.

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 Email -- 0 Flares ×
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 Email -- 0 Flares ×