Seleccionar página
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 Email -- 0 Flares ×

El coaching es un proceso por el cual un coach nos ayuda a conocernos mejor y a aceptarnos como somos, para a partir de ahí buscar la superación y el crecimiento personal. El coaching de vida o personal nos ayuda a encontrar nuestro lugar en el mundo y encajar en el y el coaching ejecutivo o profesional se centra en mantener, mejorar, incluso desarrollar nuevas habilidades.

Hace un par de semanas acabé mi formación como Coach. Ha sido un camino muy muy interesante y como algunos me habéis preguntado sobre ello, aquí van mis explicaciones.

Todo comenzó el otoño pasado, con algunos comentarios de los amigos de un curso de formadores que realizamos… ¿Cuanto hacía de mi última formación realmente importante? Fue en el curso 2003/2004, que realice el MBA Executive en FUNDESEM. Decidí en ese momento que ya era hora de volver a formarme de verdad. Lo tenía en mente y ya no se podía parar, me quería formar como Coach.

Estuve buscando durante el invierno el curso ideal para mi. Debía ser intensivo, presencial y sobre todo muy muy practico. Hice muchas llamadas, charlas con amig@s, varias visitas y finalmente me decidí por SCT Systemic, y estoy muy satisfecho.

Antes incluso de comenzar el primer nivel en Madrid ya detecte algunos cambios en mí, ¿sugestión? Tal vez. Pensé que si quería ayudar a otras personas a gobernar su vida y mantener, mejorar e incluso adquirir nuevas habilidades, porque no ayudarme también a mi mismo, fue ahí cuando decidí dejar de fumar y algunas cosas más.

Pues bien la experiencia resumida fue la siguiente:

Me presento en Madrid en casa de Tim Ingardfield un frío lunes por la mañana del mes de marzo con muchas ganas de aprender y eso hicimos, durante cinco intensos días desde las 9 de la mañana a las 8 de la tarde junto a cuatro magníficos compañeros estuvimos practicando, haciéndonos coaching unos a otros, y tratando de estructurar todo aquello que experimentábamos, muy perdidos al principio pero con mucha fe en el proceso, por lo menos en mi caso, parecía que íbamos mejorando poco a poco y en la tarde del jueves después de pasar por muchas dudas e incertidumbres por fin vi la luz. Se puede ayudar a una persona a descubrir su camino sin intervenir y además ¡¡lo estoy haciendo aquí y ahora!!. Como era de esperar el viernes antes de acabar nos dieron una cura de humildad, esto solamente es el principio, habrá que practicar muchísimo mas.

Mi descubrimiento mas interesante, después de la capacidad Tim y la fuerza del proceso de Coaching, fue redescubrir el aprendizaje experiencial, que este tipo de formación no se limita a los clásicos entrenamientos en el exterior ‘Outdoor training’ sino que puede aplicarse a muchas otras cosas. La formación experiencial es aprender haciendo.

Por hoy ya vale, continuaré mas adelante explicando mas cosas de mí como coach, os dejo con unas definiciones sobre esto del aprendizaje experiencial, las tenia copiadas y la verdad no anote su autor.

Definición

El aprendizaje experiencial mas que una herramienta, es una filosofía de educación para adultos, que parte del principio que las personas aprenden mejor cuando entran en contacto directo con sus propias experiencias y vivencias, es un aprendizaje “haciendo” que reflexiona sobre el mismo “hacer”. Esta modalidad no se limita a la sola exposición de conceptos, sino que a través de la realización de ejercicios, simulaciones o dinámicas consentido, busca que la persona asimile los principios y los ponga en práctica, desarrollando sus competencias personales y profesionales. Lo anterior ocurre siempre y cuando se tenga un adecuado proceso de reflexión y de voluntad de experimentación por parte de quien aprende.

Para qué dinámicas y ejercicios

Una persona aprende el 20% de lo que ve, el 20% de lo que oye, el 40% de lo que ve y oye simultáneamente y el 80% de lo que vivencia o descubre por sí misma (National Training Laboratories, 1977). Da más resultado que alguien cambie ante experiencias vividas, que cuando se le dice que lo haga, o si se le transmiten conceptos. Solo en la medida en que el aprendizaje se basa en vivencias reales, y en el desarrollo y refuerzo de habilidades, se puede dar un verdadero cambio de actitud (conjunto de pensamientos, sentimientos y comportamientos), siendo los participantes de estas experiencias los que descubren por si mismos los conceptos y criterios que se quiere reforzar, logrando un aumento en el nivel de recordación.



Y por último una frase memorable.

Es mejor saber después de haber pensado y discutido que aceptar los saberes que nadie discute para no tener que pensar. (Fernando Savater)

Quizá también quieras leer estas otras entradas: Son las personas (I) ,  (y II)

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 Email -- 0 Flares ×
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 Email -- 0 Flares ×